30 noviembre 2011


El psicoanálisis y la literatura son la misma cosa. Salvo que una publica, y la otra guarda su descubrimiento para vivir mejor. Pero es la misma dinámica psíquica, que consiste en barrer todo lo que es palabras cansadas y modos de vida aburridos, contar un nuevo aliento, cambiar el modo de hablarse a sí mismo y de nombrar las cosas y ligarse a los otros. Algunos logran darle un lugar a esa experiencia del lenguaje e inscribir esa recreación de la intimidad y de lo personal en una tradición cultural como la literatura. […] Otros no dan ese paso, y se contentan con volver a casarse, o cambiar de profesión, o dejar de beber, o simplemente estar enamorados habiendo pensado que eran incapaces de amar. El laboratorio donde sucede ese click es el mismo. (Kristeva)

29 noviembre 2011


Y ya se dijo: hay/ un chirrido como si un molino trabajara/ para no dejar palabra en paz, y ellas trajeran/ revelación o accidente: dos cosas posibles/ donde todo es ajeno.// Y la que yo elija tendrá que saber qué hacer conmigo, que es/ lo que yo no sé: un hotel de paso/ como todo por aquí. (Santiago Sylvester)

28 noviembre 2011


Las revoluciones surgen sólo de desacuerdos: el hombre es un mono disidente. (Alejandro Dolina)

27 noviembre 2011


¿Qué seríamos nosotros sin el mito sexual,/ el humano ensueño o el poema de la muerte?// Castrados en un amasijo hecho de luna. La vida consiste/ en proposiciones acerca de la vida. El humano// ensueño es una soledad en la cual/ componemos esas proposiciones, desgarrados por los sueños,// por los terribles sortilegios de las derrotas/ y por el miedo a descubrir que derrotas y sueños son uno.// La raza entera es un poeta que escribe/ Las excéntricas proposiciones de su destino. (Wallace Stevens)

26 noviembre 2011


El poema como un dato más de la condición de proceso que tiene el ser humano. Empezando por la palabra, acaso lo único que le confiere al hombre realidad. (Girri)

25 noviembre 2011


Lo que arruina al ser, la belleza,/ Será torturada, puesta en la rueda,/ Deshonrada, declarada culpable, hecha sangre/ Y grito y noche, de toda dicha despojada/ –¡Oh, destrozada en todas las rejas de antes del alba,/ Oh, pisoteada en todo camino y travesía!/ Nuestra mayor desesperación será que vivas,/ Nuestro corazón que sufras, nuestra voz/ Humillarte entre tus lágrimas, decirte/ La mentirosa, la proveedora del cielo negro,/ Nuestro deseo sin embargo es tu cuerpo baldado,/ Nuestra piedad este corazón que lleva a todos fango. (Yves Bonnefoy)

23 noviembre 2011


De un extremo a otro de la tradición, el amor de los poemas de amor parece estar animado por una pasión que es, muy a menudo, extremadamente lúcida acerca de lo imposible. Viene también a recordarnos que el amor y la lengua suceden a causa de una ausencia de una relación sexual, y que la lengua del amor está ligada en una infinita reversibilidad al amor por la lengua donde se resuelve la aporía que contienen estos dos enunciados de Char juntamente, “el poema está siempre desposado con alguien”, pero “el poema es el amor realizado del deseo preservado como deseo”. (Martine Broda)

22 noviembre 2011


Busqué a Dios con paciencia y sinceridad/ En el directorio telefónico/ En aguas mansas y en aguas turbias/ Y en las precipitaciones de agua/ Lo busqué en la ausencia de aquellos que amo/ Y en los desperfectos de mis mansedumbres/ Me fui detrás de él por pequeñas ciudades sucias/ Y busqué su fotografía cada mañana en los diarios/ Amé en la risa de las muchachas Su risa/ Y en la mirada inescrutable de mi prójimo/ Y encontré muerte muerte muerte en todas partes/ Sin embargo, buscar es lo único que importa (Eduardo Escobar)

21 noviembre 2011


La instantaneidad es hoy la consigna del mundo. Paul Virilio ha descrito muy bien esta ubicuidad de la instantaneidad. Pero yo me refiero a otro instante, a un instante más íntimo, el instante de la relación con nosotros mismos, el instante del encuentro con los otros, con una mirada, con un paisaje, con una idea. No hay identidad individual o colectiva que pueda construirse sin el otro. La soledad absoluta es impensable. El itinerario del individuo pasa por el encuentro con los demás. Por eso, cuando evoco el instante, es por oposición a todo lo que está marcado por el pasado. Tenemos una tendencia a encontrar la explicación de todos los fenómenos en el pasado, sea en la perspectiva marxista o analítica. Desde luego, no se puede negar la importancia del pasado en la construcción individual y colectiva, pero diría que los momentos de creación son los momentos que escapan a esa gravedad. Para mí, el instante es justamente eso, un momento en el que el tiempo cambia de registro, hay un tiempo que circula pero que no depende de lo que pesa sobre él. Un instante sin culpabilidad. (Marc Augé)

20 noviembre 2011


El aspecto es sólo polvo,/ debe ser obedecido.// El fuego sólo germina/ Sobre fieras hazañas.// El agua de la luna/ Aparece muy pronto.// Viento en los árboles/ Es una brisa mental.// El espacio en el suelo/ Estaba sucio junto al estanque.// La mente sola/ introdujo el hueso.// Sólo mente/ La llama tan agradable.// Mente es el mar/ Hecho agua concertada.// Viento surge profundo/ Del vacío sueño.// Desprovista de espacio/ Está la mente en gracia. (Jack Kerouac)

19 noviembre 2011


Los ángeles pueden volar porque se toman a sí mismos a la ligera. (Chesterton)

18 noviembre 2011


a lo absoluto le hace falta/ un contrario/ y eso es el nombre/ al nombre le hace falta/ una apariencia/ y eso es el rostro// la vida trenza los trazos/ traza los agujeros/ que le gustan/ y allí se tiende/ con la muerte (Bernard Nöel)

17 noviembre 2011


La poesía, ineludiblemente, pone en crisis. Y nadie compra crisis. La crisis no tiene valor de mercado. Además, nadie compra frustraciones. Y en el fondo de todo hombre, me parece, hay un poeta frustrado. Consciente o inconscientemente, siente que eso está en la poesía que no compra. Claro que tampoco basta con comprar ese libro de poemas: es necesario leerlo, y ya sabemos que eso requiere una capacidad de entrega y recreación no muy habitual entre lo que frecuentemente se denomina "público lector". Recuerdo un libro de Pedro Salinas, Defensa de la lectura, donde hace una distinción entre lo que llama lector y lo que llama leedor. Y aclara que no basta ni siquiera con ser lector, sino que hay que ser actor. Ahí me parece que está la clave. (Juarroz)

16 noviembre 2011


Como el que/ asoma/ su rostro/ al espejo.// Como el que/ se asoma/ al rostro/ del espejo.// Como el que/ desde el rostro/ del espejo/ asoma un/ rostro. (Lamborghini)

15 noviembre 2011


En realidad, el lenguaje no tiene nada que ver con una ventana; para empezar, porque una ventana separa claramente un interior de un exterior, que sería la última cosa que se puede decir que haga el lenguaje. Por el contrario, estar en el “interior” de un idioma es una manera de estar “fuera” de él también. Es un modo de estar situado entre las realidades del mundo. La engañosa imagen espacial, por lo tanto, se derrumba. La poesía es una expresión de la certeza de que el lenguaje no nos separa de la realidad, sino que nos ofrece un acceso más profundo a ésta. Así que no se trata de elegir entre estar fascinado por las palabras o preocupado con las cosas. La esencia misma de las palabras es señalar más allá de sí mismas; de forma que percibirlas como valiosas de por sí es también adentrarse más profundamente en la realidad a la que se refieren. No comprender esto es como afirmar que no puedes cavar con una pala porque la parte metálica del extremo del mango no hace más que interferir el proceso. (Terry Eagleton)

14 noviembre 2011


Sigue la historia universal:/ los rumbos minuciosos de la muerte en las caries dentales,// la circulación de mi sangre y de los planetas. (Borges)

13 noviembre 2011

12 noviembre 2011


Pues la poesía no hace que ocurra nada: sobrevive/ en el valle de su creación donde los ejecutivos/ jamás querrían inmiscuirse”. (W.H. Auden)

11 noviembre 2011


Otra cosa que me molesta en el multiculturalismo es cuando me preguntan: ¿Cómo puede estar tan seguro de no ser un racista? Mi respuesta es que hay una sola manera: cuando se puede intercambiar insultos, bromas, chistes sucios, con un miembro de una raza diferente y ambos sabemos que no hay detrás una intención racista. Si, por el contrario, jugamos el juego políticamente correcto, Oh, cómo te respeto, qué interesantes son tus costumbres…, es racismo invertido y es repugnante. (Žižek)

10 noviembre 2011


Si tiene el mundo la forma del lenguaje/ y el lenguaje la forma de la mente,/ la mente son sus plenos y vacíos/ no es nada o casi y no puede salvarnos.// Así habló Papirio. Ya era noche/ y llovía. Pongámonos a salvo,/ dijo, y avivó el paso no advirtiendo/ que era suyo el lenguaje del delirio. (Montale)

09 noviembre 2011


En poesía no se trata de tener un mundo para expresar, sino más bien de tener un desierto al que dejarse conducir. (Jorge Riechmann)

08 noviembre 2011


¿Qué pide la hoja? Músicas/ del cuerpo, lunes, miércoles. /¿Cuándo van a pagar los trabajos del viaje,/ el amor que se equivoca y/ no rinde en el mercado? ¿Lloverá,/ no lloverá? ¿Quién camina por/ la tierra que arrasó su pasión,/ el humo todavía? Venas/ compradas por la desolación,/ tanto hielo de espíritu/ y la esplendente vida afuera. (Gelman)

07 noviembre 2011

06 noviembre 2011


Ni todas las cuchillas de los postes,/ Ni los escoplos de las largas calles,/ Ni los mazos de las cúpulas/ Y altas torres/ Pueden tallar/ Lo que puede tallar una estrella/ Cuando brilla a través de las hojas de parra. (Wallace Stevens)

05 noviembre 2011


La única razón por la que importa la poesía es porque tiene algo diferente que ofrecer, algo más lento de asimilar, tal vez, pero más intenso; y además, algo necesariamente en menor escala, en términos de audiencia. No es mejor que la cultura de masas, pero sí una alternativa crucial frente a ésta. (Charles Bernstein)

04 noviembre 2011


Aunque de todo este horror edifiquemos/ algo más claro y duradero,/ habrá sido tan alto el precio/ que en comparación nuestro edificio será nada,/ y aunque la tierra entera cante con una voz unánime,/ mucho más tarde, junto a la mesa servida,/ habrá siempre un momento negro sobre una rama del tiempo/ donde los sueños convictos de estos siglos ruidosos/ recibirán, de los verdugos de sueños, su condena. (Juan José Saer)

03 noviembre 2011


Veo la realidad como un problema, no como una cosa que ya sé cómo es. Si ya sé cómo es la realidad, para qué me voy a poner a escribir. La realidad es un problema, es un concepto problemático, y yo pienso que la literatura tiene que reflejar el carácter problemático de ese concepto, y no la concepción lineal del realismo clásico. Que en su momento tuvo su valor, por supuesto, y que tampoco fue nunca, en los grandes escritores, demasiado lineal. (Juan José Saer)

02 noviembre 2011


Por delicadas que sean, las mañanas/ envilecen; lo destructible vacila/ y lo que pareciera, frente a nosotros, perdurar,/ no nos acoge, menos cruel que indiferente. Animal/ anónimo, por más que grites, nadie escucha,/ y ni por lejos la lengua es la que conviene./ Existe, tal vez, en alguna parte, un idioma,/ nadie niega, pero habría que desandar,/ salir, si fuese posible, del centro de la noche,/ y empezar de nuevo con otra clase de balbuceo./ Tantas tardes que resbalan:/ ya no se sabe/ en qué mundo se está, y sobre todo si se está/ en un mundo. Se muerde/ un fantasma de manzana, mientras sigue merodeando,/ como desde un principio, lo oscuro. Destellos/ de un sol de invierno en la ciudad/ transparente; brillos, rápidos o lentos,/ que algunos blanden como pruebas/ abandonándose, soñadores, a su tibieza. Entre tantas/ estrellas, esperanzas: relentes/ de un reino animal. (Juan José Saer)

01 noviembre 2011


Nunca ha sido mayor la desproporción entre la libertad de movimiento y la riqueza de los medios de locomoción. (Walter Benjamin)