29 junio 2007


y cuando Tomatis le dijo que ya había perdido demasiado tiempo maquillando el mundo para que otros se lo apropiaran, el director comprendió que su ex empleado, por alguna razón que él ignoraba, había perdido la cualidad que volvía su colaboración tan necesaria: el cinismo. (Saer, en La Grande)

28 junio 2007


Mariano sostiene/ que la digresión/ conlleva propiedades revolucionarias:// las propiedades revolucionarias/ de la digresión.// Prefiero fijar la vista en/ un punto contra la evidencia./ Un no sé en las cosas/ que parecen quietas/ por apagarse. (Gabriel Reches)

27 junio 2007


YO es otro. Tanto peor para la madera que se descubre violín, ¡y mofa contra los inconscientes, que pontifican sobre lo que ignoran por completo! (Rimbaud)

26 junio 2007

25 junio 2007


Luego, la verdad,/ que es restregarse con arena el paladar (Homero Expósito)

24 junio 2007


padres y señores/ de nuestros campos arrasados/ por sus palabras limpias y eufónicas/ con sonido digital/ por su simpatía a prueba de garrote/ hegemónicos como atenienses/ tiran la piedra y esconden la mano/ (...) // nuevamente en la historia/ son ellos/ o nosotros”. (Rodolfo Edwards)

23 junio 2007


Alas oscilan en ronco cielo,/ lábiles: el corazón transmigra/ y yo estoy yermo,// y los días son escombros. (Quasimodo)

20 junio 2007


La paradoja de la lírica moderna parece consistir en esto: una suprema ilusión de canto que milagrosamente se sostiene después de la destrucción de todas las ilusiones. El alma, despojada de sus sueños y de sus duelos, constreñida a abrazar la ‘rugosa realidad’, a exprimir el jugo presente y amargo de la existencia, encuentra en este, su duro y necesario reconocimiento, un paradojal principio de música y olvido. (Sergio Solmi)

17 junio 2007


Y es que el cante hondo andaluz está en la palabra, no en la letra: como lo está toda poesía, que es por definición de Carlyle cante hondo, pensamiento profundizado hasta el canto: lo que no es lo mismo que superficializado hasta el cantar. Todo poesía es palabra de hondo: alma, soplo, espíritu, sin más gloria que la de la flor de la hierba; pero es palabra viva y verdadera, palabra y no música, ni letra. Cante hondo a pleno o pleno llano, como el de la Iglesia analfabética de Cristo. (José Bergamín)

14 junio 2007


No es la forma ni el sistema (valores positivos) lo que define a la literatura, sino ese menos donde se afirma y se funda. Una falta histórica, sociológica, psicoanalítica (para mencionar los saberes dominantes) que la revela como lo faltante del discurso social, como lo no-dicho del discurso colectivizado, como borde o excrecencia de lo pleno lingüístico. Palabra muda si las hay, convoca oídos sordos a la resonancia de lo "estético", a la "palabrería" de las lenguas convocadas, a la "charlatanería" de los discursos sociales, para abrirse a la significación profunda de aquello que la inaugura: la palabra-negada, arcaica, del deseo. Pero el deseo no es una categoría epistémica: es un dato originario, no está sometido a ninguna operación lógica. Necesita, exige, una lectura transferencial –a veces se llama pasión– en donde el sujeto se aniquila en el objeto. (Nicolás Rosa)

13 junio 2007


Cuando estás cazando caribús/ debes pensar como un caribú./ Cuando estás escribiendo, obsérvate como si/ fueras la escritura/ con el lápiz apuntando hacia el centro de ti./ Rayándote el alma./ Para que no llegues a decir:/ desde hace tiempo sé que el porvenir me dejó atrás./ Pero también sé que el porvenir no fue a ninguna parte. (Juan Calzadilla)

12 junio 2007


Somos lectores de lo universal, pero sólo somos escritores de lo particular. (Nicolás Rosa)

10 junio 2007


Si todo está permitido, nada es imprevisible./ Por tanto, no hay secreto, no hay misterio,/ No hay enigma, no hay originalidad./ Apenas, un catálogo a la mano. (Juan Calzadilla)

09 junio 2007


En cuanto a mi relación “artística” con el Evangelio, es bastante curiosa: ya sabrás que, como escritor nacido de la Resistencia, como marxista, etc., durante los años cincuenta mi trabajo ideológico se dirigió hacia el racionalismo, en polémica con el irracionalismo de la literatura decadente (sobre la que me había detenido y a la que tanto quería). Por el contrario, la idea de hacer una película sobre el Evangelio es, debo confesarlo, fruto de una furiosa oleada irracionalista. Quiero hacer una pura obra de poesía, incurriendo quizás en el peligro del esteticismo (Bach y, en parte, Mozart como motivo musical; Piero della Francesca y, en parte, Duccio para inspiración de los valores figurativos; la realidad prehistórica y exótica del mundo árabe como fondo y ambiente). Todo esto pone en peligro mi carrera de escritor, lo sé. Pero bien estaría que, amando tan entrañablemente al Cristo de Mateo, fuese a tener miedo de poner algo en peligro. (Pier Paolo Pasolini)

05 junio 2007


Hace rato que la literatura argentina no se ocupa nada más que de sus riñas intestinas, su crisis se ha trivializado y tiende más bien a encerrarla sobre sí misma; no expande ninguna frontera. Pero creo que también hay una evidente devaluación intelectual del escritor argentino que vino de la mano de esa reducción confusa que fue llevando a la costumbre de llamar “literatura” a lo que sucede en un minúsculo ghetto de fabricantes de libros, noteros, críticos y académicos confabulados para sobrevivir. Hubo una época donde escritor era sinónimo –justa o injustamente– de intelectual; gozaba de una prerrogativa de horizonte ampliado; el oficio de narrador, cuentista o ensayista hacía suponer una alta categoría imaginativa y reflexiva que encendía el interés por hallar su proyección escrutadora sobre los problemas de la sociedad. Hoy es sinónimo a lo sumo de cualquier cosa menos eso, ¿por qué habría de ser interesante la opinión sobre el país de un notero que fabrica novelas históricas por encargo, por ejemplo? (Julio Zoppi)

03 junio 2007


Nos persignábamos ante Lenin, viejo. Él era nuestro santo./ Creíamos… sí que creíamos. La revolución estaba llena de dioses./ Ahora que dejé de creer me doy cuenta de lo importante que eran aquellas adoraciones. Quizá este frío que siento, este desamparo, ese hueco ciego que se me instaló en el pecho, esto sí sea ateísmo. ¿Será?/ Si al menos me hubiera convertido en otra cosa…/ Pero no… Fue un salto a la nada en busca de un imaginario renacimiento. (Jorge Sigal, en El día que maté a mi padre. Confesiones de un ex comunista)

02 junio 2007


En política, ahora que las categorías de izquierda y derecha son simplistas, podría pensarse que un nuevo dique separador de aguas es la creencia o la no creencia en que todos los hombres, mujeres y niños, sólo por haber nacido, son portadores del derecho a la dignidad humana. Después vendrán los matices sobre cómo operar sobre la realidad del país para que eso suceda. (Sandra Russo)

01 junio 2007


Sempre fala/ quen sente,/ mais non sempre/ o que sente.// Fálase eiquí/ e agora, fálase/ quen fala/ xunto coa mesma fala.// O que se fala/ fálase. (Rodolfo Alonso)